Primeras experiencias del curso para España

Tras solo unas horas de explicación Ana nos dejó boquiabiertos con la siguiente experiencia…

¡Hola a todos! Estoy emocionada, hoy me tumbé detrás de comer a relajarme, a practicar los ejercicios que nos mandan los profesores aquí. Me quedé en un estado de duerme-vela, aparecieron y desaparecieron algunas imágenes no muy concretas porque cuando las veía me decía: tengo que levantarme e ir a la puerta. Recuerdo que tuve ese pensamiento un par de veces.

Comenzó un pitido en la cabeza cada vez más intenso, el zumbido era leve y más corporal, fue lo que me hizo darme cuenta que estaba en el momento adecuado para intentar salir. Pensé en sentarme, no pude, seguía con las sensaciones corporales, entonces desee salir y me dejé llevar. Sentí como me desdoble comenzando a levantarme por la altura del pecho, me senté. Seguía oyendo el pitido y desee verme. Moví los ojos, pero no podía abrir los parpados, fue una sensación rara, asi que desee verme y me dejé llevar a ver qué pasaba. Fue decir quiero verme cuando me desplacé hacia delante me giré y me vi en la cama.

Me ví más lejos que estar al lado de la cama, y con una altura un poco inferior a la mia, y dije, estoy ahí durmiendo, ¡¡¡y me veo!!! me quedé un rato mirándome, era yo y estaba fuera de mi… veo la cama, las mesillas, me veo tumbada. Lo único que me llama la atención es que me veo igual, pero en vez de una camiseta fucsia tengo una sudadera gris que tengo.

Pienso que quiero saltar para sentir que floto, lo intento pero me siento bastante inmóvil similar a las parálisis que he tenido en alguna ocasión. No lo intento más veces porque me fascina verme. Me miro atentamente, siendo consciente, me emociona estar ahí, “cierro los ojos” y deseo volver para despertarme, fue como volver a relajarme y entonces me despierto en la cama tumbada como estaba.

Me emocionó tanto la experiencia que tenía los ojos como los buhos y quería contároslo para animaros a practicar y a seguir al dedillo todos los consejos que nos dan los profesores.

En mi caso he aprendido que no funciona lo de pensar con la cabeza sino el mandato y sentirlo dejándose llevar. Por ejemplo: No es pienso que quiero verme, es deseo verme y me dejo llevar.

Estoy feliz por haberlo vivido y estar contándooslo.

Gracias a los profesores por vuestra ayuda, dedicación y enseñanza. Sigo emocionada con ganas e ilusión de futuras experiencias.

Un abrazo a todos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s