Westworld; ¿Platón disfrazado de vaquero?

Anoche estaba viendo la que se supone  va a ser la serie heredera de Juego de Tronos según muchas personas. La gran apuesta de la productora HBO que recientemente ha empezado a emitir en España.

Decidí darle una oportunidad por haber leído que tenía un reparto espectacular y que era de esas que te hacen pensar.

Lo cierto es que quede muy sorprendido con el principio en el que una voz masculina, profunda, interroga a una robot desnuda…

“¿Me oyes?”                                                              screenshot_2016-12-11-17-56-53

“Sí, no me encuentro muy bien.”

“¡Sin emociones!”- Da una orden al robot para desactivar las emociones de su funcionamiento.

“¿Sabes dónde estás?”

“En un sueño…” (Esto se pone interesante…)

“Así es Dolores, en un sueño, y ¿Te gustaría despertarte?”

“Sí, estoy aterrorizada.”

“No hay nada que temer Dolores, siempre que respondas correctamente.”

“Primero, ¿te cuestionas la naturaleza de tu realidad?”

“No.”

(Aquí ya saltaron mis alertas, ¡alarma, alarma, todos a sus puestos…!!)

Después aparece en su cama abriendo los ojos mientras una cálida luz ilumina la escena…

Es otro día precioso que aprovechará para salir a pintar los paisajes de Colorado.

Esa pregunta es la clave, estimado lector.

Y tú ¿Te cuestionas la naturaleza de tu realidad?

La serie profundiza en esta pregunta, no solo acerca de cuál es el grado de conciencia de los robots, sino implícitamente también acerca de la naturaleza humana. Esto tiene que ver también con nosotros mismos.

Y si hablamos de la naturaleza de la realidad, es inevitable volver un par de milenios atrás a Platón y su mito de la caverna. En este mito Platón utiliza la metáfora de la caverna como explicación alegórica de la situación en la que se encuentra el hombre respecto al conocimiento.

Platón escribe que hay unos hombres que desde que nacieron se encuentran atados del cuello y de las piernas dentro de una cueva oscura. Son prisioneros debajo de la tierra y de su propia sombra además tienen un campo de visión limitado, ya que debido a sus ataduras solo pueden mirar siempre hacia adelante.

Hay una luz que ilumina su espacio, que viene de un fuego encendido por detrás de ellos, en un lugar elevado (como si fuera un proyector de cine).

cave.jpg

Hay un camino  entre los prisionero y el fuego, camino en el que hay un muro. En el pasan unos hombres llevando figuras y objetos, algunos  con forma animal y otros con forma humana. Estos hombres a veces van hablando entre ellos

Los prisioneros solo perciben  esas sombras proyectadas por el fuego elevado en la caverna como  una pantalla de cine en la que transitan sombras y lógicamente creen que esas sombras que ven son objetos reales, ya que pertenecen a su propia realidad.

Los encadenados consideran a las sombras de los objetos como reales, ya que no tienen otra opción.

Cada una de las cosas falsas que son proyectadas en la pared para ellos son verdaderas debido a su ofuscación mental y por la obnubilación de los sentidos.

La pregunta es qué sucedería si uno de los prisioneros fuese liberado y saliese al mundo exterior. Probablemente tendría enormes problemas para acostumbrarse a la brillante luz del sol; puede que buscara sombras y poco a poco gradualmente se iría acostumbrando a mirar los objetos, para terminar de descubrir toda la belleza del lugar que habita.

Atónito por tanta información, sería capaz de contemplar las cosas con mayor nitidez, en el esplendor máximo de sus figuras y en color.

caverna

Lo que se plantea después de esto es que, si el prisionero liberado volviera a la obscura cueva en la que se encontraba en cautiverio, ¿le creerían?

Lo cierto es que no, se reirían de él, afirmando que ascender lo perturbó.

De hecho, Platón afirma que si él intentase desatar a los otros prisioneros y hacerlos subir hacia el exterior de la caverna, los otros prisioneros lo matarían en caso de tener la oportunidad ya que se encuentran cómodos en el engaño en el que viven y violentos por ver cómo su realidad se encuentra amenazada.

Volviendo a la serie, en ella se cuestiona la naturaleza de nuestra realidad…

No podemos decir que somos reales porque no estamos programados. Lo cierto es que lo estamos, totalmente por una serie de sistemas de creencias…

Acabaré con otra de las frases del guión de la película, conversación que tiene lugar entre los que dirigen a los robots.

“Sé que el interés de los que mandan en este lugar va más allá de la gratificación de algunos infames millonarios que juegan a vaqueros.”

Y la jefa le contesta:

“Eres suficientemente inteligente para saber que hay un escenario mas amplio, pero no lo suficientemente inteligente para adivinar cual es…”

¿Y tu…?

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s