Experiencia de intermedios

“Me desperté de madrugada después de algunas dificultades para conciliar el sueño. Ciertas imágenes borrosas comenzaron a aparecer ante mis ojos y me di cuenta de que podía entrar en la Fase. Empecé a descartar imágenes innecesarias, seleccioné una y me aferré a ella. Aparecí en una especie de corredor de color amarillo. El nivel de realidad y de consciencia era de entre el 80 y el 90%. Me acordé de los métodos de profundizar por lo que pude empezar a observar y enfocar todo a mi alrededor. Me empecé a tocar a mi mismo, la sensación parecía un poco opaca. Me di cuenta de que estaba perdiendo la conciencia. Pude darme cuenta de esto, pero me quedé dormido en veinte segundos.”

 

“En verdad, las cosas más interesantes casi siempre ocurren de forma inesperada. Después de un periodo suficientemente largo en mis intentos de entrar en la fase, decidí intentarlo de nuevo. Tiré la toalla después de otro intento fallido, me puse de lado y decidí simplemente caer en un sueño reparador. No sé cuánto tiempo permanecí acostado, pensé que estaba haciendo algo mal, cuando observé imágenes interesantes que dibujaba mi imaginación. De repente sentí el fenómeno conocido comúnmente como vibraciones. Empecé a intensificarlas (la sensación es indescriptible), pero aunque traté de levitar, no podía, tenía muchas ganas de echarme un vistazo desde el exterior. Decidí levantarme, ahí todo se puso más interesante! El proceso de transición hacia la posición vertical fue acompañado de vibraciones más palpables junto con un fuerte sonido en mi cabeza. La sensación era la misma que tengo después de acostarme tras haber estado 24 horas despierto y de repente te despiertan, mi cabeza daba vueltas, todo comenzó a crepitar en el interior, sentí que estaba a punto de perder el conocimiento. A continuación, una imagen parpadeante comenzó a aparecer. Se estabilizó tras un par de segundos, el estruendo en mi cabeza se calmó y me di cuenta de que yo estaba sentado en la cama.

Estaba en mi apartamento, pero estaba notablemente alterado. Mi habitación parecía más o menos la misma, aunque el interior era diferente, si la examinaba cuidadosamente. Por ejemplo, mi teléfono móvil, que siempre esta a mi alcance, por alguna razón era un modelo diferente, más antiguo. Resulto ser el primer objeto que probé, ya que quería saber, que hora era y que día del mes. Sentía claramente el teléfono en mi mano, pero al mirar la pantalla concentrándome fui devuelto a la realidad. De inmediato logré salir de mi cuerpo otra vez y decidí pasearme por el apartamento mientras trataba de recordar lo que podía experimentar. Traté de crear un objeto, pero no funcionó y esto dio lugar a una actividad mental, por lo que la fase desapareció y regresé a la vigilia. En total fueron cinco entradas sucesivas en la fase que se prolongaron durante unos 2 o 3 minutos cada una. Las experiencias no eran estables, por lo que me dediqué a examinar alrededor con rapidez, tratando de examinar cualquier cosa que pudiera palpar. Sin embargo, hubo una buena cantidad de impresiones.”

 

La experiencia de Lenny

 

La experiencia de Eduardo

 

La experiencia de Diana

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s